Gracias a todas las personas que compartieron una flor. Esta realidad debe cambiar ya, para que ninguna otra mujer pase por lo mismo. ¡Exijamos respeto!

Según el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, al 8 de marzo en Chile se registran 10 femicidios consumados

y 21 femicidios frustrados en lo que va de 2019.

LISSETTE

23 años

Madre de un niño de siete años. Asesinada a manos de su ex conviviente.

ROSA

38 años

Madre de dos hijos. Asesinada por su cónyuge con un arma blanca.

SAJUSTE

29 años

Madre de una niña de 5 meses. Agredida por su ex pareja con un arma blanca. Murió debido a las lesiones.

LAURA

45 años

Asesinada por su conviviente con un arma blanca.

SANDRA

49 años

Madre de 3 hijos. Asesinada por su pareja con un arma blanca.

MARÍA EDITH

56 años

Asesinada por su esposo con un arma blanca.

SCARLETT

19 años

Asesinada por su pareja. Murió a raíz de una asfixia por sumersión.

MÓNICA

48 años

Asesinada por su marido.

BLANCA

85 años

Asesinada por su esposo de 94 años, quien tras el hecho se suicidó.

CAROLINA

41 años

Asesinada por su ex pareja de un disparo en la cabeza en la vía pública.

¡Esto debe parar!

Esperamos no tener que llenar este espacio.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

El Día Internacional de la Mujer es un día para reflexionar, no para felicitar a una mujer “por ser lo más lindo del planeta”.

Es un día para tomar conciencia, no para regalar flores. Sin embargo, hay quienes necesitan flores.

Esas mujeres que ya no están entre nosotros, necesitan ser recordadas.

Necesitan que ninguna otra mujer pase por lo mismo.

EXIJAMOS RESPETO

¿Y QUÉ HACEMOS EN ROMPECABEZA?

Cada una de nosotras cumple un rol muy importante en Rompecabeza y para fortalecernos estamos generando

una cultura consciente en nuestro espacio de trabajo.

62%

DE NUESTRO EQUIPO
ESTÁ CONFORMADO POR MUJERES

50%

DE LOS CARGOS DIRECTIVOS
ESTÁN OCUPADOS POR MUJERES

Día a día estamos trabajando por la equidad de género. Sabemos que es difícil, pero a través de estas iniciativas

recorremos el largo camino hacia un cambio sociocultural.

Por eso dejamos una flor por cada mujer, porque conmemorarlas a todas es protegernos a nosotras.